Mantenerse informado

Validar
Mail
Instagram
Facebook

Real Decreto de envases: una victoria para el medio ambiente

09/02/23

Tras un largo proceso de negociación, el Real Decreto de Envases y Residuos de Envases entró en vigor finalmente el pasado 29 de diciembre. Aunque inicialmente parecía que podía suponer un paso atrás en muchos avances que ya se habían conseguido con la anterior Ley de Residuos, afortunadamente no ha sido así. Gracias a la movilización y a la presión de la Alianza Residuo Cero (Amigos de la Tierra, Ecologistas en Acción, Greenpeace, Retorna, Rezero y Surfrider España), el Decreto ha acabado incluyendo las siguientes novedades:

1) Los fabricantes solo podrán introducir en el mercado envases con niveles de concentración de tóxicos (plomo, cadmio, mercurio y cromo) inferiores al 0.01% del total de su peso.

2) El Sistema de Depósito y Retorno de Envases (SDDR) se establece como obligatorio para los envases reutilizables, algo necesario para alcanzar los objetivos de recogida separada de botellas de plástico de un solo uso (el 70% en 2023, el 77% en 2025, el 85% en 2027 y el 90% en 2029). Los comercios pondrán envases reutilizables a disposición de los consumidores, cobrando a sus clientes una cantidad de dinero que recuperarán una vez devuelvan el envase. La devolución de ese depósito o fianza es obligatoria. Respecto a los objetivos de reciclado de los residuos de envases(65% en 2025 y el 70% en 2030), se tendrán en cuenta para la contabilización tanto los envases reutilizados y los residuos de envases que sean efectivamente reciclados. En este sentido, se contempla la reducción del 20% del total de botellas de plástico de un solo uso comercializadas para 2030. Los datos sobre la recogida separada de estas botellas serán reportados por las Comunidades Autónomas, Ceuta y Melilla.

3) Pone en marcha la Responsabilidad ampliada del productor (RAP) para todos los envases. ¿Qué quiere decir esto? Pues que quien contamina, paga. Es el productor quien paga los costes de la gestión de residuos de los envases (la recogida separada, el transporte, el tratamiento, la limpieza de los vertidos y de la basura dispersa, las campañas de concienciación…). Además, poner en marcha el sistema SDDR y financiar lo que ello implica, se establecen otras obligaciones para los productores.

a) Aplicar planes de prevención y ecodiseño para fomentar el uso de materiales reciclados, cada 5 años.

b) Informar sobre el número de envases puestos en el mercado.

c) Alcanzar los objetivos de reciclado de los residuos de envases.

4) Para que todas las medidas mencionadas se lleven a cabo de forma transparente, se crea el Registro de Productores de Producto, donde todos los productores deberán inscribirse y reportar información sobre los envases que introducen anualmente en el mercado. Además, deberán remitir esos datos a la Dirección General de Calidad y Evaluación Ambiental del Ministerio para la Transición Ecológica, responsable de realizar el seguimiento del cumplimiento de los objetivos de recogida separada y de reciclado. En este sentido, se contemplan una serie de obligaciones de información tanto para las personas encargadas de la recogida y tratamiento de los residuos como para las Comunidades Autónomas. En un intento por acabar con la tradicional opacidad que rodea a la contaminación, este nuevo Decreto establece como obligatorio que las administraciones públicas mantengan informadas tanto a la sociedad civil como a otras administraciones locales y europeas.

Dicho esto, no debemos olvidar que una serie de cuestiones siguen sin estar reguladas: el precio del depósito de los envases reutilizables es fijado libremente por el productor; se prioriza la sustitución de envases de un solo uso por los reutilizables pero siempre y cuando no constituyan una traba al comercio o a la libre competencia, y no se especifica ningún método común para contabilizar la recogida de residuos. 

Sin embargo, aunque todavía quede mucho por recorrer, podríamos considerar este Real Decreto de Envases y de Residuos de Envases como un triunfo que demuestra la incidencia política efectiva del “lobby del plástico”. Desde Surfrider, gracias a la incidencia a través de campañas como “Gobierno desplástificanos ya” en colaboración con las entidades de la Alianza Residuo Cero ha logrado canalizar tanto sus reclamaciones como las del conjunto de la ciudadanía para presionar al Gobierno e influir en la versión final del Decreto. Todo ello supone además, un importante paso adelante en el camino hacia la economía circular y la protección del entorno y las personas, contribuyendo a construir una sociedad y un sistema más comprometido con el medio ambiente.


Artículos similares

19/02/24

Representantes de 116 entidades de la sociedad civil se reúnen con el secretario de Estado de Medio Ambiente para exigir el despliegue urgente y total de la Ley de Residuos

leer el artículo
09/02/24

Directiva sobre plásticos de un solo uso

Las grandes tabacaleras envenenan sus obligaciones de responsabilidad ampliada del productor en Europa, s...

leer el artículo

nuestros valores

PASIÓN

La pasión por los océanos, el litoral y los beneficios que proporcionan mueven a todas las personas que apoyan a Surfrider y guían las acciones de la organización.

COLABORACIÓN

Surfrider se basa en compartir y participar a través de la inclusión y la diversidad.

RESPETO

Surfrider busca el equilibrio entre los seres humanos y la naturaleza.

LOGO SURFRIDER
Mail
Instagram
Instagram
Facebook
Facebook

Recibe nuestra newsletter

Registrarme